Back

 

Los boggarts, como los dementores y poltergeist, no están ni estuvieron jamás vivos.


Boggart

Este animal prefiere vivir en lugares oscuros y cerrados, y toma la forma de aquello que mas teme la persona con la que se encuentra; nadie sabe en realidad cual es la forma real del boggart), aunque Moody podría ser que pudiese, ya que usando su ojo mágico reconoce un boggart (en el número 12 de Grimmauld Place); para vencerlo, hay que obligarlo a tomar la forma de algo que se encuentre cómico, a la vez que se usa el hechizo 'Riddíkulo'.

Un boggart es una criatura metamorfa que toma la forma de lo que más miedo le da a la persona que se lo encuentra. Nadie sabe cuál es la apariencia real de un boggart puesto que no hay nadie que lo pueda ver, aunque sigue existiendo, normalmente descubriendo el objeto en el que está escondido moviéndolo, haciéndolo saltar y arañándolo. A los boggarts les gustan mucho los espacios reducidos, pero también se pueden ver escondiéndose en bosques y en rincones oscuros.

Cuanto más asustadiza sea una persona normalmente, más susceptible será a los boggarts. Los muggles también pueden sentir su presencia e incluso verlos rápidamente, aunque parecen no poder verlos claramente y generalmente se dejan convencer fácilmente de que el boggart fue un producto de su imaginación.

Como un poltergeist, un boggart no está y nunca estuvo realmente vivo. Es uno de esos extraños no seres que habitan el mundo mágico para el que no hay equivalente en el mundo de los muggles. Se puede hacer que los boggarts desaparezcan, pero inevitablemente habrá más boggarts que saldrán a llenar el vacío. Como los poltergeists y los dementores más siniestros, parecen ser generados y sostenidos por emociones humanas.

El encantamiento que ayuda a vencer a los boggarts puede ser un tanto difícil, porque quiere decir que hay que convertir a la figura en algo irrisorio, de modo que la diversión pueda disolver el miedo. Si el que lanza el encantamiento es capaz de reírse en voz alta del boggart, este desaparecerá inmediatamente. El encantamiento es "riddíkulo" y su intención es forzar al boggart a convertirse en algo mucho menos amenazador y posiblemente en algo cómico.

Entre los boggarts famosos se incluyen el Viejo Boggle de Canterbury (los muggles del lugar piensan que es un ermitaño loco y caníbal que vivía en una cueva. En realidad se trata de un boggart bastante pequeño que había aprendido a sacar provecho del eco); el Aporreante Boggart de la Antigua Ciudad de Londres (un boggart que había tomado la forma de un criminal asesino que merodeaba por las callejuelas del Londres del siglo XIX, pero que podía ser convertido en un hámster con un simple encantamiento); y el Coco Gritón de Strathtully (un boggart escocés que se había alimentado de los miedos de los muggles del lugar hasta tal punto de convertirse en una negra sombra elefantina con brillantes ojos blancos, pero que Lyall Lupin del Ministerio de Magia consiguió finalmente atrapar dentro de una caja de cerillas). Lyall Lupin era un experto en boggarts, que también atrapó otro peligroso ejemplar en un bosque cerca de Cardiff. Ahí conoció a su futura esposa, Hope, y sobre su pastel de boda había un boggart de decoración (P).

Remus Lupin, en una clase de Defensa Contra las Artes Oscuras, les enseña a vencer un boggart (PA7); en el laberinto de la tercera prueba del Torneo de los Tres Magos, el boggart es uno de los obstáculos (CF31); En el salón de Grimmauld Place, hay un boggart que asusta a Molly Weasley (OF9).

Formas que toman los boggarts según persona:

contenido original © 2013-2014 El Cronista de Salem
Contenido Original: 23/3/2013 ~ Última Actualización: 30/6/2014