Back

 

Algunos consideran los Gobstones aburridos


Gobstones
El gobstones es un antiguo juego mágico parecido a las canicas, la principal diferencia es que cada vez que se gana un punto, la piedra ganadora lanza un líquido nauseabundo a la cara del perdedor. Los jugadores empiezan el juego con quince pequeñas gobstones redondas (las gobstones se venden en paquetes de treinta) y el ganador debe capturar todas las de su oponente. Aunque generalmente (como el nombre indica, del inglés «stone», piedra) están hechas de piedra, las gobstones también pueden ser de metal (P).

Existen distintas modalidades de juego. La modalidad tradicional consiste en sacar más gobstones del círculo que el rival. Hay trece gobstones en el centro del círculo. El lanzamiento no cuenta si el gobstone del jugador se sale del círculo. Otra modalidad consiste en un agujero rodeado por tres círculos y cada jugador dispone de cinco gobstones de lanzamiento. Gana quien más cerca los deje del agujero, sin que caigan al interior (OF/j).

Los jugadores de gobstones profesionales compiten en ligas nacionales y torneos internacionales, pero sigue siendo un deporte minoritario dentro del mundo mágico, y no tiene la reputación de ser un juego para gente «moderna», lo que fastidia a sus fans. El gobstones es muy popular entre los magos y brujas muy jóvenes, pero generalmente se cansan del juego según se hacen mayores y tienden a interesarse más por el quidditch. La Asociación Nacional de Gobstones ha lanzado campañas de concienciación como «Dale al gobstones una segunda oportunidad», aunque la fotografía que eligieron para apoyar la campaña (el actual campeón del mundo de gobstones, Kevin Hopwood, con el ojo cubierto por el líquido de las piedras) puede que fuera un tanto inadecuada (P).

Existe la Liga Internacional de Gobstones, y en una de las pasadas ediciones ganó Gales en una final contra Hungría. Grugwyn Rufford, del equipo galés, acusó a El Profeta de no dar suficiente cobertura a los eventos de Gobstones. El editor respondió diciendo que los Gobstones son aburridos (DP). Roland Kegg ha sido un famoso presidente del equipo de Inglaterra (mf84).

Los Gobstones también se juegan a nivel local: Flavius Belby fue una vez elegido presidente del equipo local (AF).

La oficina del Club Oficial de Gobstones se encuentra en el Departamento de Juegos y Deportes, en la planta séptima del Ministerio de Magia (OF7). El ex-Ministro de Magia Cornelius Fudge se reconoce fan de los Gobstones (DP).

El gobstones no es muy popular en Hogwarts, está muy por debajo en el orden de preferencia de actividades recreativas y muy por detrás del quidditch e incluso del ajedrez mágico. Hay un club de Gobstones en Hogwarts, cerrado temporalmente por el Decreto Educacional nº24 (OF17). En su juventud, Eileen Príncipe fue la capitana (PM25) y presidenta (P), aunque los dos cargos podrían ser el mismo. Se juega con cierta regularidad (CS10, PA16, CF20) y muchos alumnos tienen su propio juego de gobstones. Harry incluso consideró la posibilidad de comprarse un juego de Gobstones de oro sólido en el Callejón Diagon (PA4).

contenido original © 2008-2013 J.K. Rowling y El Cronista de Salem
Contenido Original: 25/5/2007 ~ Última Actualización: 2/5/2013