Back

 

El señor Ollivander pertenece a la casa Ravenclaw.


Garrick Ollivander

Origen del nombre: «Garrick» se reveló en Pottermore; se dice que el apellido significa «aquel que posee la varita de olivo», lo que sugiere que la familia proviene del Mediterráneo, donde crece este árbol (P).
Fecha de nacimiento: 25 de septiembre, posiblemente a principios del siglo XX (P, PF). Dado que le vendió la varita a Tom Ryddle, debía ser unos cuantos años mayor que él.
Aspecto: anciano, ojos pálidos plateados que intimidan, cabello blanco (PF).
Casa en Hogwarts: Ravenclaw (P).
Profesión: fabricante de varitas y responsable de la tienda Ollivander. Su profesión es su afición (P).
Varita: madera de carpe, núcleo de nervio de dragón, doce pulgadas y tres cuartos, un poco curva (P).
Familia: Según el Directorio de Sangre Pura de comienzos de los años 30, esta es una de las familias mágicas que conservan su pureza, las conocidas como los Sagrados Veintiocho (P).

Padres: ella, mestiza; él, sangre pura, se llamaba Gervaise (P).
Mujer:
casado (P).
Hijos: un hijo y una hija (fallecida) (P).
Abuelo: Gerbold Octavius Ollivander (P).
Antepasados: Geraint Ollivander (P).

El conocido fabricante de varitas, el señor Ollivander, es el dueño de la tienda de varitas «Ollivander: fabricantes de excelentes varitas desde el 382 a. C.» del callejón Diagon. Se puede decir que el señor Ollivander es el mejor fabricante de varitas del mundo, y muchos extranjeros viajan a Londres para comprar una de sus varitas en vez de adquirirlas en sus tierras de origen. El señor Ollivander creció en el negocio familiar, en el que mostró un precoz talento. Tenía la ambición de mejorar el centro y la madera de las varitas usados hasta ahora y desde su más tierna infancia se obsesionó, un poco fanáticamente, con la idea de encontrar la varita ideal.Antes de que el señor Ollivander se hiciera cargo del negocio, los magos usaban una gran variedad de centros en sus varitas. A menudo, un cliente le traería al fabricante de varitas una sustancia mágica a la que estaban apegados, que hubieran heredado o a la que su familia le tuviera una fe ciega (como se ve en el centro de la varita de Fleur Delacour). Sin embargo, el señor Ollivander era un purista que insistía que las mejores varitas no se obtienen poniendo los bigotes de un Kneazle (ni el tallo de cualquier hierba gitanera que alguna vez salvara al padre de un mago de morir envenenado, ni la melena de algún kelpie que conociera una bruja de vacaciones en Escocia) en el centro de la madera favorita del cliente. Las mejores varitas, pensaba él, tenían centros con sustancias mágicas inmensamente poderosas, que se encerraban cuidadosamente en maderas especialmente seleccionadas y que los complementan. El resultado debería, entonces, completarse encontrándole un dueño con el que la varita tuviera mucha afinidad. Aunque al principio este método revolucionario de fabricar varitas se encontró con bastante resistencia, pronto resultó obvio que las varitas de Ollivander eran infinitamente superiores a cualquier otra que hubiera sido fabricada con anterioridad. Sus métodos de encontrar maderas y sustancias para el centro, combinándolas y encontrándoles el dueño ideal son secretos celosamente guardados y muy codiciados por sus rivales.

Ollivander, un anciano de pálidos ojos plateados, dice que recuerda todas las varitas que ha vendido durante su vida. Harry va a la estrecha tienda oscura de Ollivander para comprar una varita durante su primera visita al callejón Diagon. Cuando la varita de acebo y pluma de fénix le escoge, Ollivander le revela la conexión de la varita con la de lord Voldemort. Por el modo en que Garrick Ollivander se expresa de sus varitas, parece admirarlas no importa el daño que hayan hecho sus dueños.

El señor Ollivander hace las pruebas de las varitas durante la Ceremonia de las varitas para el Torneo de los Tres Magos (CF18).
En verano de 1996, el señor Ollivander desapareció. Su tienda apareció vacía, sin señales de resistencia (PM6). Estaba prisionero en los calabozos de la Mansión Malfoy, en un estado lamentable. Voldemort había querido averiguar sobre la conexión entre las varitas. Gracias a Dobby y el trío es liberado y a las semanas vuelve a la fabricación de varitas, siendo la de Luna la primera que realiza. Las primeras semanas tras la liberación las pasa en Shell Cottagge, la casa de Bill y Fleur. Después se resguarda en la casa de la tía Muriel (RM).

contenido original © 2011-2013 El Cronista de Salem
Contenido Original: 28/9/2011 ~ Última Actualización: 20/3/2013